Galeria

Chimenea Buigas y Samsó (per Antonio G.)

Esta chimenea que se encuentra en el Parque Central del Poblenou fue una de las más altas del Pueblo Nuevo. Situada entre las calles Pere IV i la calle de Espronceda data del año 1889 y fue obra del arquitecto Llorenç Massana.

En este espacio estaba situada la fabrica Buigas y Samsó, una industria del sector textil de blanqueo, tintes y aprestos. Este es el único testimonio que queda de la chimenea antigua de vapor de Buigas y Samsó. El complejo ya estaba construido en 1893, cuando el maestro de obras Joan Bruguera Díaz hace un levantamiento del conjunto.

Estas propiedades las heredó el único hijo de aquel antiguo tintorero que según me contó personalmente en alguna ocasión ya teñían ropa militar para los ingleses en la 1ª gran guerra mundial. La empresa se comunicaba por El Pasaje Marques de Santa Isabel y por la calle Puigmal, hoy desaparecidas y absorbidas por el Parque Central del Poblenou.

En los años 60′, 70′ y parte de los ochenta en este lugar se construyó una nave en la que en principio el propietario desarrolló la actividad de constructor. Aunque poco tiempo le duró esta profesión, construyó un pequeño bloque de ocho apartamentos en Gavá. En el Parque de la ciudadela cambió la estatua ecuestre del general Prim de lugar y construyó un pequeño puente dentro del parque zoológico y poca cosa más…. Como tenía poca gente en plantilla cambió de actividad pasándose a la incipiente y novedosa carpintería de aluminio. Patentó unos inventos suyos que durante unos años dieron trabajo a unos pocos trabajadores, se trataba de un tipo de ventanas que funcionaban muy bien, que subían o bajaban por contrapeso de los mismos cristales o por mediación de contrapesos de plomo ocultos en los perfiles de aluminio, la empresa se denominaba Vensana. Por aquel entonces era una de las pocas empresas que se dedicaban a hacer trabajos en aluminio para la gente particular.

En los años setenta yo trabajé en esta empresa y todavía había una persona que había trabajado en los tintes (en la empresa de su padre).. Esta chimenea, estaba torcida y amenazaba con caerse un buen trozo de la parte superior. Un día el jefe nos dijo que si nos juntábamos un sábado derrumbaríamos ese trozo que amenazaba con caerse -entonces no era como ahora, la gente y el patrón nos llevábamos muy bien- se prepararon andamios durante la semana y el sábado por la mañana se derrumbó el trozo que estaba en mal estado.

Después de acabado el trabajo nos invitó a todos a comer, y luego de comer uno de los trabajadores comenzó a llorar diciendo -que ya no era la chimenea más alta de Pueblo nuevo- de la que estaba tan orgulloso y decía que él quería morir en la empresa. Con la construcción del Parque Central del poblenou sufrió una nueva mutilación, y fue restaurada tal y como se encuentra en la actualidad.

A mí siempre me quedó presente aquel trabajador de Tintes y Aprestos Buigas que decía y perjuraba que era la chimenea más alta de Pueblo Nuevo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *